domingo, 28 de febrero de 2010

Dichos II

Ya lo decía mi abuela, que era una mujer sabia: La vida, en ocasiones, es como beber un vaso de agua mientras me agarras, fuerte, del brazo.

No hay comentarios: