viernes, 26 de febrero de 2010

El marino

Con la nariz pegada
al cristal de la cocina,
no supo el marino
ser feliz cuando debía.

(Autor anónimo)

No hay comentarios: