lunes, 22 de febrero de 2010

Sin título

Todos los días pienso en ti. Y en el día en que hubieras nacido.

1 comentario:

Carlos dijo...

Se hubiera llamado Olivia. ¡Vello erizado!